Peruzzotti

Textos por Enrique Peruzzotti

Rendición de cuentas, participación ciudadana y agencias de control en América Latina (Peruzzotti)

En las últimas décadas, la noción de rendición de cuentas se ha instalado como un aspecto central del buen gobierno. El concepto, se argumenta, expresa uno de los valores centrales de la democracia: que el gobierno debe someterse a una multiplicidad de controles a fin de asegurar el manejo responsable de los asuntos públicos. En los últimos años, diversos actores han demandado mayor transparencia y mejores controles sobre la actividad gubernamentales, desde la sociedad civil al periodismo, de la oposición a los organismos internacionales. En este sentido, los gobiernos se han visto obligados a aceptar e incorporar dichas demandas a través de la actualización de los mecanismos de control tradicionales y de la creación de nuevas agencias e instrumentos de supervisión.

A pesar de la preeminencia alcanzada por el concepto de rendición de cuentas así como del substancial debate que el mismo ha generado, no existe un consenso unívoco acerca de la naturaleza de la idea de rendición de cuentas, de su alcance y contribución al gobierno representativo o sobre los distintos tipos de mecanismos de rendición de cuentas que comúnmente se encuentran en todo régimen democrático. En el caso particular de América Latina, a la falta de consenso existente se le agrega además la relativa novedad del concepto en una región en donde el control democrático ha estado mayormente ausente, ya sea por la inestabilidad institucional que aquejó a muchos de los países del continente así como por la presencia de una tradición democrática relativamente hostil a la idea de rendición de cuentas. Es en años recientes que el término se ha popularizado, constituyéndose en una de las principales preocupaciones ciudadanas. El fortalecimiento de las instituciones y mecanismos de rendición de cuentas se presenta como uno de los mayores desafíos de la etapa de mejoramiento de la calidad institucional de las nuevas
democracias.

El otro déficit de la Democracia delegativa. Retomando el debate acerca de la rendición de cuentas en las democracias contemporáneas de América Latina (Peruzzotti)

Tomando como punto de partida el concepto de democracia delegativa, la primera parte del artículo revisa los debates acerca del déficit de rendición de cuentas horizontal que caracteriza a dicha forma de régimen político. La segunda parte del artículo, en cambio, se centra en una dimensión de la rendición de cuentas democrático que ha sido soslayada tanto por la discusión sobre rendición de cuentas horizontal como social: la dimensión propiamente política del concepto de rendición de cuentas, la cual no puede reducirse exclusivamente a la rendición de cuentas electoral. Luego de analizar las limitaciones de una concepción meramente electoral de la representación democrática, el artículo propone ampliar el marco de análisis de las diversas formas de rendición de cuentas a fin de incluir la dimensión política no electoral de la misma. Si bien las elecciones son indispensables para la existencia de toda democracia, por sí solas no son capaces de generar un grado adecuado de receptividad política: es necesario también analizar las múltiples interacciones que representantes y representados establecen entre elecciones.
En la tercera y última sección introduzco la noción de democracia representativa, como política mediada, como un posible marco conceptual para analizar a la práctica de la representación democrática.
 

La democracia representativa como política mediada: repensando los vínculos entre representación y participación (Peruzzotti)

La relación entre participación cívica y representación política necesita ser repensada. Es necesario romper con las visiones que ven a dichos conceptos como alternativas para organizar la polis. Por un lado, buena parte de la literatura contemporánea sobre representación otorga un rol mínimo a la participación cívica; por otro, los defensores de la democracia participativa buscan desarrollar formas de acción directa que hacen prescindible a la representación.

El presente artículo asume que participación y representación, lejos de ser opuestos, son procesos  complementarios: el buen funcionamiento de la representación democrática requiere tanto de representantes como de ciudadanos activos, así como de contactos fluidos entre representantes y representados. El desafío está en cómo articular ambos procesos de manera de ir más allá del modelo elitista propuesto por las versiones actuales de la teoría minimalista de la democracia, así como del sesgo anti-representación que informa a muchos de los proponentes de la democracia participativa. Aquí se intenta establecer un puente entre participación y representación a través de la elaboración de una visión de la representación democrática como política mediada

Entidades de fiscalización superior y participación ciudadana. Reflexiones para una agenda de colaboración. (Peruzzotti)

El presente documento pretende ser un aporte a dichos objetivos: presenta un marco tipos de mecanismos de rendición de cuentas, y más específicamente de cómo una estrategia de articulación entre las actividades de las EFS con iniciativas de participación ciudadana puede avanzar la agenda de buena gobernabilidad en el continente. ¿Que entendemos por participación ciudadana? Como veremos en la sección II, el término participación ciudadana puede ser utilizado de diferentes formas. La participación cívica no tiene una acepción univoca sino que puede ser pensada de maneras muy diferentes. Es por eso que una sección de este trabajo se centra en analizar las diversas actividades y actores que encierra el término de participación cívica y llama a las EFS a pensar estrategias que estén dirigidas a un universo amplio de actores sociales dado que de esa manera podrán beneficiarse de una diversidad de insumos que --de limitar su  colaboración a un solo tipo de actor o de organización-- no estarían disponibles. Finalmente, se analizan distintos tipos de beneficios que la incorporación de mecanismos de participación ciudadana puede generar a la tarea de fiscalización de las EFS.

La política de accountability social en América Latina. (Peruzzotti)

En los debates que tienen lugar en la región acerca de los desafíos y obstáculos que confrontan las nuevas democracias generalmente encontramos dos importantes cuerpos de literatura que, a pesar de su complementariedad, raramente se juntan. Por un lado, una literatura que tiende a asumir que la existencia de una prensa independiente y de una sociedad civil sólida y autónoma son dos elementos que contribuyen a moldear y a mejorar la calidad de la vida publica e institucional de los regimenes representativos. Por otro lado, los trabajos acerca de la calidad institucional de las nuevas democracias, que tienden a señalar los importantes déficit institucionales que aquejan a la mayoría de las nuevas democracias, particularmente en lo que refiere a la operación de las agencias de rendición de cuentas. El presente articulo pretende tender un puente entre ambas discusiones y analizar el papel que juega la sociedad civil y la prensa autónoma en tanto agentes informales de rendición de cuentas.