Mendez

Textos por Marcos Méndez Lara

Transparencia y Rendición de Cuentas en el Programa 3X1 para Migrantes (Marcos Méndez Lara)

El Programa 3x1 para Migrantes, promovido por la Secretaría de Desarrollo Social del gobierno de la república (SEDESOL),1 ha tenido un crecimiento sostenido a partir de que fue creado formalmente hace 10 años. Sin embargo, es todavía un programa de alcances muy relativos, en gran parte por el poco presupuesto que se le asigna si se compara con los recursos financieros que se destinan a otros programas dedicados también a la construcción de infraestructura básica, como el Fondo de Aportaciones para la Infraestructura Social Municipal (FAISM), que en 2011 invirtió en el país 39,069.4 millones de pesos contra 552.4 millones del p3x1.2 Es difícil pues sustentar la afirmación de que el p3x1 está fortaleciendo las condiciones de desarrollo económico y social de las comunidades de origen de los migrantes.

No es objeto de este documento analizar qué tanto aporta el programa al desarrollo de las localidades, sino que busca identificar y caracterizar las prácticas de participación ciudadana que se producen en la ejecución directa de las obras y en la vigilancia del ejercicio de los recursos, en una región específica del estado de Guerrero.

El p3x1 es un programa que promueve la corresponsabilidad por medio de la aportación económica de los tres órdenes de gobierno y la ciudadanía -­‐representada en este programa por los migrantes y la población de sus comunidades de origen-­‐ para la construcción de infraestructura básica o la puesta en marcha de proyectos productivos. En el estado de Guerrero, esta cualidad del programa se vuelve muy relevante porque la corresponsabilidad tiene consecuencias positivas para la eficacia del programa, para su transparencia y la rendición de cuentas.

El primer capítulo denominado “El Programa 3x1 para Migrantes en Guerrero”, es una visión muy general en torno a la inicial y a la reciente migración de guerrerenses hacia Estados Unidos, destacando principalmente la que se dirigió a la ciudad de Chicago, Illinios. Asimismo, se presenta una introducción al p3x1 revisando sus primeros años y considerando sus principales características. Esta información sin duda es útil para dimensionar las acciones y prácticas que se llevan a cabo en la entidad dentro del programa.

El capítulo “La transparencia del p3x1” es una revisión a la normatividad en materia de transparencia y rendición de cuentas del programa y el cumplimiento que le dan los actores gubernamentales. La concurrencia de los tres órdenes de gobierno “salva” de la opacidad a este programa, ya que en el nivel federal existe un mayor cumplimiento de las obligaciones de transparencia que compensa las deficiencias del gobierno estatal y sobre todo, la opacidad casi total de los gobiernos municipales guerrerenses. En este mismo capítulo se analizan los avances que ha experimentado la contraloría social promovida desde las instituciones y de qué manera ha repercutido en el proceso general del programa.

El capítulo “Migrantes organizados” aborda la integración y vinculación de los Clubes Unidos Guerrerenses del Medio Oeste, los clubes de migrantes, los clubes espejo o comités espejo – como prefieren autodenominarse-­‐ y los habitantes de las localidades de origen, que en el marco del p3x1 deben trabajar juntos y de manera coordinada, pero que están separados físicamente. Se analizan las condiciones que han permitido lograr que una representación comunitaria sea la ejecutora directa de las obras, pero también algunas prácticas que no permiten el funcionamiento fluido de esta interrelación de actores.

Finalmente, en el último apartado de conclusiones se ensayan algunas propuestas que pueden fortalecer a la actuación de los clubes espejo, como el ejecutor de decisiones tomadas por los clubes de migrantes y la población de las localidades de origen, y que puede convertirse en un referente muy importante para otros programas sociales.